VÁMONOS PA’L MONTE

Vamonos Pal Monte Inicio

La apariencia externa de Vámonos pa’l monte es un viaje de ida y vuelta, entre el Tibet y Cundinamarca: la baranda del balcón, por ejemplo, es una réplica exacta de los decorados del lamasterio de rongbuk, templo budista ubicado en el costado norte del monte Everest, ubicación que le permite contar con una vista privilegiada del Himalaya y lugar de paso de muchos de los montañistas que pretenden escalarlo. La construcción del restaurante, no obstante, se realizó con técnicas locales, respetando además su impacto en la naturaleza y es obra del arquitecto Ignacio Fernández “Fifo”.

Muchos de los objetos que se pueden apreciar en el restaurante, trabajo exquisito de artesanos nepalíes, tailandeses, indios y tibetanos, fueron traídos directamente por Lucho y María Isabel en sus expediciones. El concepto artístico, la selección de colores y los elementos ornamentales tales como los muebles, las columnas en madera pintadas a mano o nuestro nudo infinito de agua, elementos todos imperdibles en su visita, fueron responsabilidad de Carlos Barrera.

Parte de la experiencia de “Vámonos pa´l monte” consiste en la apreciación de los múltiples detalles, seleccionados especialmente para brindar una visión de la complejidad, variedad y diversidad propias de los territorios orientales, destinos de algunas de nuestras expediciones.

Si deseas permanecer más de un día, Suesca cuenta con una variedad de hostales y diferentes lugares para disfrutar del din de semana

Contáctenos en info@vamonospalmonte.com ó nuestra sede para recibir información de nuestros servicios